martes, noviembre 25, 2008

De Paz, crucifijos e Iglesia


Pio García Escudero (visto esta mañana en Telecinco): "El crucifijo es un símbolo de Paz"

Yo siempre he creido que la cruz era el símbolo del inmenso sacrificio y sufrimiento de Dios por los hombres.

¿Hay alguien que se le olvida que la muerte por crucifixión era una tortura? A las personas que se crucificaba se les dejaba morir tras largas horas de agonia en esos maderos, muchas veces se les lapidaba o se les colgaba boca abajo, como a San Pedro. Y no lo digo sólo yo: "La crucifixión -definida por Cicero como «crudelíssimus taeterrimumqus supplicium», el castigo más cruel y abominable- provocaba una muerte lenta con el máximo dolor y sufrimiento." ¿Realmente eso puede ser un símbolo de paz? ¡Que venga Dios y lo vea! ¿Tienen que tener nuestros hijos un recordatorio constante de la muerte y el sufrimiento en sus aulas?

Distinto hubiera sido que se hubieran quitado imágenes de la Virgen Maria o del Espíritu Santo en forma de Paloma, igual pudiera ser un símbolo conciliador y de Paz, ¿pero un crucifijo?

Por otro lado, la Iglesia quiere que nos volvamos amnésicos, pero ellos siempre que pueden sacan a relucir a sus mártires, beatos y santos, glorificados por la Santa Guerra Civil. Pero el resto tenemos que olvidar a nuestra familia (esa institución tan venerada por ellos mismos), a la que no pretendemos elevar a los altares, simplemente llevar sus huesos a un camposanto, incluso para continuar con los ritos católicos que se aplican a los muertos. ¡Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago! Esa parece ser la doctrina actual de la Iglesia.

1 comentario:

aeirinadepedra dijo...

No entiendo por qué tienen que haber crucifijos en las escuelas públicas, sobre todo en aquellas en las que existe una parte importante de alumnos de otras religiones, o hijos de padres ateos.
Es increible que en España todavía exista una fuerte relación entre Iglesia y Estado.
Un saludo!